• Breaking News

    29 julio 2017

    La dramática historia de Purranquina abusada durante su niñez [Reportaje]

    La información es de María Silvia Molina Albarracín
    La fotografía es de Corresponsales
    Publicado por Ing. Gustavo Barría Montiel.

    Una angustiada mujer se contactó con personal de Fotonoticia.cl los primeros días de julio del presente año, contacto que realiza desde la ciudad de San Carlos de Bariloche, república Argentina, solicitando una reunión para contar una triste y dramática historia.

    María Silvia Molina Albarracín, Julio 2017.

    Dos semanas después, María Silvia Molina Albarracín, de 59 años viaja desde Argentina hasta Purranque exclusivamente para contar su historia. Molina Albarracín nació y vivió en nuestra comuna hasta 1984, momento en que junto a su esposo y dos hijos toman la determinación de abandonar Chile para radicarse de forma definitiva en el vecino país.

    Silvia, como prefiere que la llamen, relata con mucha dificultad parte de un pasado que quisiera olvidar, sin embargo siente que es tiempo de hacerlo público; una angustiosa situación con la que cargó durante 41 años. De esta manera, Silvia tomó la determinación en 2013 de contarle a una hermana, quien también reside en Argentina, lo que le había ocurrido cuando era niña, había sido violada de forma reiterada entre los 9 y 14 años, sin embargo eso no fue lo peor, su hermana muy soprendida, le responde que ella también había sido abusada por varios años, y no tan solo por una persona, sino por dos hombres, los que aun viven, quienes no pueden ser denunciados debido a que los delitos prescribieron según la ley en 1981, 10 años después que se cometieron.

    Silvia Molina y su hermana fueron criadas por su madre desde los cuatro años, momento en que el padre de ambas falleció, situación que según Silvia habría permitido en parte que los abusos se cometiesen sin que alguien se hubiese percatado de la situación. Aunque no culpa directamente la falta de su padre ni el descuido de su madre, sino más bien la ignorancia de los menores en aquella época, momento en que hasta la menstruación era una situación incómoda de la que nadie hablaba, lo que ocasionada que muchas niñas no supiesen o no asumían que estaban siendo abusadas.

    La afectada relata con mucha amargura que cuando buscaba una pareja estable, un marido para casarse, los hombres la dejaban al descubrir que no era virgen, situación muy difícil para las mujeres en Chile en los años 60 y 70. Lo anterior sumado a la rabia e impotencia propia de niñas con escasa educación y provenientes de familias vulnerables, quienes no tenían más opción que el silencio.

    María Silvia Albarracín indica a Fotonoticia.cl que no busca justicia después de tantos años, solo desea hacer un llamado a la comunidad para que protejan a los niños, para que se les enseñe desde pequeños lo que es el abuso y como reaccionar ante alguna vulneración. Silvia hace un llamado desesperado a los padres para que se preocupen de sus hijos, para que no tengan que pasar por los tormentos que ella y su hermana tuvieron que soportar durante tantos años.

    3 comentarios:

    1. Muy valiente su relato y espero que todos los que lo lean tomen en cuenta que hay que cuidar a los hijos , son lo mas sagrado
      Admiro tu valentia Silvia

      ResponderEliminar
    2. Tremenda mujer,que sirva para que tomar consciencia que esto ocurre y lamentablemente seguirá ocurriendo si no se educa y enseña desde pequeños.....insisto tremenda mujer, tuve la oportunidad de conocerla en un momento en que necesitaba ayuda y apareció de la nada y nos brindó todo su apoyo, personas así tienen todo mi respeto.

      ResponderEliminar
    3. Lamentablemente vivimos en un Sociedad Patriarcal, sumida en desdicha de que la mujer por muchísimos años es sinónimo de muchísimas cosas, pero jamás de un ser humano completo, los prejuicios están a la orden del día, la lectura que se hace que una persona tome la decisión de poder contar todo lo que vivio la hace ser valiente, pero lamento que tenga que ser valiente por lo que una sociedad ¨hipócrita" crea, cuando no debería de ser así.
      Vivimos rodeados de estímulos vanos, inmersos en banalidad cotidiana, por lo lejos se escucha, no leas eso, no hagas lo otro, comportese, que van a decir los demás. como si los demás formaran tu ideología.
      Tengo profundo respeto a agradecimiento a cada persona que acompaña a Silvia, como el corazón dolido por saber que los integrantes de su propia familia en chile al decirles todo esto le dan a la espalda, misma familia que la acogió, acoge, la ama y una parte de ella que lamentablemente no podría ni llamarse familia le cometió todo su pesar .
      Es entendible pero no compresible que una sociedad al leer lo que Silvia dice, tenga su opinión encontrada, unos optaran por validar todo lo que ella dice, y su circulo más cercano, con el que se esta enfrentando, encontrara que ella esta llevando una batalla sin designio.
      Personalmente no lo veo así. tendríamos que ser consciente como sociedad que la justicia no es esa utopia escrita por Moro en plena edad media, ni tampoco es otra que la apoteosis de la lógica humana del siglo XXI. la justicia tiene sus reglas, reglas que hacen que Silvia no pueda tener "Justicia" legal, por que como muchos saben un "crimen" lo pongo entre comillas, por que creo que lo es, un "crimen" de esta grado debería hoy por hoy una pena tanto social como judicial. Hoy la Justicia no esta del lado de esta mujer, ¿Por que? -Por varios legales-
      El lector le tocara el corazón, pero continuando será un mero recuerdo, pero es acá donde quiero pedirles de este lado. Usted lector que se informa y en lo más pequeño de su corazón quiere hacer un cambio en su manera de pensar y razonar, y no ahogado por miles de prejuicios pre establecidos por una sociedad que mira a la mujer como una herramienta más de una cadena de eslabones por debajo de "SER HUMANO" usted, no solo informese. Silvia es "REAL" y su dolor también, Sus atacantes son "REALES" y nunca fueron condenados, Excepto uno que tiene una causa por lo mismo.
      Usted Vecino de Purranque, no tome como una nota más.
      Ella no esta sola. el olvido es el peor castigo social que se les hace a las victimas de Genero,
      La condena Social es quizás la justicia más cercana que pueda tener esta mujer.
      Ni una menos. pero de corazón.
      Hagamos entre todos un mundo donde ni ella tenga que estar luchando contra Goliat, cambiemos por todos nuestra forma de pensar.
      Espero que ella no sea la única que haga su dolor visible, así podemos ayudar a esa otra "silvia" que esta en su casa y con temor nunca hablo.
      Por ella, por todas.

      ResponderEliminar

    El Tiempo

    Publicidad

    Publicidad